Planeta Sustentável

Your IP and Google Map location

terça-feira, 16 de março de 2010

Las Memórias del Ogro - Fulgencio Robledero

En los cuentos de hadas las princesas atrapadas por dragones y monstruos conservan su belleza, su fragilidad, también su dulzura. Los guerreros encantados por brujas conservan su coraje, fortaleza y humor. Los cuentos de hadas retratan un mundo hermoso que no suele coincidir con la realidad. Es duro convivir con el monstruo, meterse en la cama con él, sentir sus brazos hacer jirones tu ropa y tu alma, sentir amordazado de miedo la debilidad de una brizna de hierba ante un huracán, dar de comer al ogro tus lágrimas y tu impotencia y nunca saciarlo, nunca saciarlo. Un mal día llegas a pensar que no hay solución, no hay príncipe que te pueda rescatar ni conjuro que encierre a la bestia en un arcón, ya no eres capaz de soñar con un futuro en donde el monstruo no vomite su aliento sobre tu nuca a cada momento; dejas de soñar simplemente y el ogro se convierte en el amo y señor de tu alma.


Es fácil decir "¡resiste princesa!" para quien no conozca la fuerza o la perversa inteligencia del ogro, pero con él a tu lado ¡es tan difícil conservar puro algo de tu alma! Es casi imposible educarte en la posibilidad de amar cercado por estruendos de gritos y de desprecios; vivir con la esperanza de que hay un mundo más allá de la lúgubre mazmorra de la bruja malvada. Es casi imposible luchar contra la bajeza, la desconfianza, la cobardía que se va instalando en tu alma. Te tienta tirar la toalla, caer a los pies de la bestia y decir ¡ya basta, no me resisto más!, te tienta tanto tanto el resentimiento infinito, dejar abierta esa herida en tu alma por siempre para que supure, para que nunca sane; y llegar al punto de que sea el odio a la bestia lo que te haga ser quien eres.

Pero hay príncipes y princesas que lucharon con fortuna en esta batalla. Que conservaron en su corazón algo limpio entre tanta oscuridad, como quien esconde un diamante de los ladrones nocturnos. Ellos lucharon en el campo de batalla más peligroso, lucharon en su corazón para desterrar el horror y el odio. Son muchos más los que sucumbieron y no pudieron ser héroes y ahora viven como verdugos de otros o de ellos mismos. Para estos mi compasión. Pero para los que lucharon con éxito contra el dragón de siete cabezas, para aquellos que no doblaron sus rodillas ante el terror y la inquina, mi admiración. También para ellos está escrito este libro.

Los cuentos de hadas son bellos... a veces el mundo real lo es mucho más.
 
 
"El deseo de dominar a otros, renunciando a los naturales vínculos de fraternidad que unen a los hombres, en favor de la opresión, ha sido, hasta hoy, el sueño de algunos. Ni de todos, ni de muchos, solo de algunos.




Esta raza ha sembrado la tiranía a su paso desde el inicio de los tiempos. Gengis Kan, A. Hitler, Dionisio, Artajerjes, G. W. Bush o Julio Cesar eran movidos por los mismos sueños que alientan al matón del colegio, al acosador del trabajo, al maltratador de su pareja...



la voluntad de someter a otros hombres, la incapacidad de verlos como iguale, de esa raza de ogros que como hombres viven entre nosotros. Ríen, comen, hablan como nosotros pero no sienten nada; un viento helado sopla en el hueco que tienen por alma y a eso lo llaman sentir, como enormes escarabajos antropomorfos pululan nuestras calles, nuestras ciudades y nuestras vidas en definitiva.



Pobres diablos que llevan el infierno en la yema de cada uno de sus dedos, y en cada una de sus palabras y lo extienden por doquier como un olor nauseabundo.

De ellos trata este libro, que es una advertencia, un cuento de terror con final feliz o un empujón a una puerta que se resiste a abrirse."


.

De ellos, de estos "Ogros" trata el libro: Las Memórias del Ogro, de Fulgéncio Robledero, este escritor es joven y con muy buenas ideas...Tiene todas las características de un ateo, pero en ningún momento, por lo menos hasta ahora, no percebí ningún intuito de hacer del "Ateísmo" una religión... Un "Movimiento Ateo"... Que en mi concepto visa unicamente el poder... Hacer un análisis objetivo y imparcial acerca de la história de la humanidad es un buen "ejercício racionalista"...

Nenhum comentário: